sábado, 11 de septiembre de 2010

ausente


----------------------------------------------------------

Callada,

distraída,

vigilante,

reflexiva.

La luz, cada mañana, va cambiando lentamente de tono.

El sol sale, sí, un poquito más tarde.

El aire va tomando esa ténue frescura de los atardeceres otoñales.

Miro hacia el Oeste, cada tarde, al ponerse el sol. Miro...

reflexiva,

vigilante,

distraída,

Callada.

3 comentarios:

Joselu dijo...

Sobre todo destaca ese silencio en que observas vigilante todo lo que te rodea, en especial lo hermoso que va surgiendo con matices nuevos.

santiago dijo...

reflexiva, vigilante, distraida, callada...Una forma de observar sin dejar huella.
Un placer leerte y saludarte

cabopá dijo...

¡Gracias por tu visita!
Por poco y no te leo,has dejado tu comentario al "Píe de foto" en la entrada anterior,pero,la he leído.
Me gusta tu reflexión,has comenzado y terminado con la misma palabra,queda perfectamente reflejado el ritmo y la sensibilidad de tus palabras...."Miro hacia el oeste,cada tarde, al pornerse el sol. Miro...
Menos mal que tenemos el sol cada mañana y lo vemos cada tarde cuando se va. Ver.
Volveré por aquí a menudo.Me gusta
Besicos.


Lovecats, de Benita Winkler