sábado, 20 de marzo de 2010

18.30h: llegó la primavera



Seguimos en el ciclo -para nosotros eterno- del tiempo. Acabamos de dejar atrás un invierno largo, más frío de lo normal en el Mediterráneo, con muchas luces y algunas sombras (no podía ser de otro modo).

Hace pocos días el tiempo sorprendió Barcelona con una nevada de proporciones sorprendentes. Pude comprobar por primera vez en 45 años lo que significa caminar bajo una nevada para llegar a la panadería más próxima, más duro que nadar 50 m libres. Ha llovido mucho, hemos tenido días y días de un tiempo más británico que otra cosa.

Pero, al fin hoy, hemos cambiado de estación. En los tiestos de los balcones, en los jardines, en el aire de la mañana ya hace días que se veía, pero, para nosotros, amantes de poner fronteras y etiquetas a las cosas, ha comenzado hace apenas un rato.

Si el invierno pasado fue interesante, la primavera que acabamos de estrenar, promete.

7 comentarios:

en Girbén dijo...

R, ni de lluny comparable amb la nevada del 62! Mig metre de neu a Gràcia..., la meitat del que jo amidava aquells dies!
Tanmateix, he de reconèixer la il·lusió compartida que la neu ens ha difós.
Que tinguis la prometedora primavera que desitges!

santiago dijo...

me encanta la primavera.
Un placer saludarte

Laureta dijo...

Holaaa brujilla! Cuanto tiempo sin pasar... LA verdad es que este invierno nos ha dejado deseando el calorcillo de la ternura de la primavera, aunque parece que llega tímida...

Qué tal todo?? Cómo fueran esas opos, trabajo???

Miles de besos brujilla de esta viajera!!

sarah dijo...

He vuelto, he tornat...

Joselu dijo...

¿Has borrado mi comentario? ¿Por qué? Un abrazo.

sarah dijo...

Joselu, hola de nuevo.

No he borrado ningún comentario. No sé si se me ha pasado algo pues he dejado el blog y la blogosfera abandonados durante el par de meses que antecedieron al examen.

Si se ha borrado algo ha sido involuntariamente. Me consta que he tenido pocas visitas y menos comentarios (tampoco había mucho que comentar, al menos en mi espacio).

Si conservas todavía el comentario te pido que me lo reenvíes, pues ahora mismo no recuerdo que en este post comentaras, pero no estoy segura, dado que estaba más concentrada en los estudios.

En cualquier caso te pido disculpas, pues no hubo intención por mi parte. Ignoro lo que ha podido ocurrir.

Un abrazo y gracias por no andar lejos...

Joselu dijo...

Ha sido un error mío. Me he equivocado de post y he mirado éste y no aparecía el que te había dejado por la mañana. Me he preocupado, pero ha sido un error. Me alegro mucho de que estés de nuevo por aquí. Creo en la dimensión humanista de la blogosfera. Un abrazo.


Lovecats, de Benita Winkler