sábado, 6 de febrero de 2010

Unplugged: o cómo disculpar la ausencia

Comenzó el año muy temprano y sin darse una demasiada cuenta estamos ya en plena Candelaria, otro punto de inflexión del invierno. La Candelaria se celebra en muchas poblaciones de mi tierra, es una fiesta agrícola, una excusa, un motivo de encuentro y celebración.

En esas yo me he metido de lleno en le mundo de las oposiones.

Oposiciones + trabajo = desaparición total de las brujas en invierno. Esto es lo que ha pasado.

Estoy muy poco en el ciberespacio, apenas lo suficiente para bajarme las dichosas leyes que he de leer, estudiar. No me paso por blogs amigos desde hace mucho.

A los que todavía os pasais por aquí quiero enviaros mis disculpas por esa ausencia tan poco amable.

Esta tesitura va a durar por lo menos un par de meses. Las listas provisionales de admitidos a la fase de oposición ya se han publicado. No queda mucho tiempo y el temario se alarga hasta 29 temas fantásticos: derecho constitucional, derecho autonómico, derecho administrativo, contabilidad pública, Prevención y riesgos laborales, RRHH, vocabulario médico, bla bla bla...

Además, me he metido en una historia bastante absurda: unos 4700 candidatos aspirantes para 47 plazas en turno libre al cuerpo de administrativos de l'Institut Català de la Salut. Es como comprar lotería, pero además hay que estudiársela.

El día en que, tras muchas dudas, decidí meterme en este fregado, me sentí como en el casi final del Señor de los Anillos, antes de la batalla final, en la que saben que van a fracasar, pero igualmente se meten.

Cuanto más dura es la tarea, a algunos graciosillos nos da por meternos.

Ese es el motivo de mi ausencia. Estoy hibernando, en cierto modo. No sé si postearé mucho, pero sí que intentaré al menos pasarme a veros a todos, ni que sea por distraer la mente de la pesadez de unas leyes, que, a la vista de los resultados, creo que no funcionan muy bien.



... aunque, en algunos instantes, alzo la vista del temario, contemplo a los demás y sonrío. Sigue habiendo música incluso entre las prisas y los ajetreos del día a día.

Miro y sonrío: una tempestad dormida se adivina en todos nosotros...

5 comentarios:

Joselu dijo...

Me has dejado intrigado cuando dices que la Candelaria es una fiesta de muchos pueblos de tu tierra. He pensado lógicamente en Canarias, pero he visto que también se celebra en algunos pueblos de Extremadura, Andalucía e incluso Guadalajara. Pero en Canarias es la patrona, especialmente de Tenerife, una isla que me enamora aunque no es la única. En cuanto a tu ausencia, queda explicada por los motivos que das. Y no te envidio. Prepararse unas oposiciones en esas condiciones tiene que ser poco atrayente. Te envío ánimo y fuerza para encarar esa prueba. Mi mujer también tiene que enfrentarse cada año o cada dos años a esas dichosas oposiciones y en casa lo vivimos intensamente. ¡Vaya cruz! Te deseo mucha suerte, porque esta es imprescindible. Un abrazo.

samuel dijo...

Pues a ver si hay suerte. De todos modos lo de los aspirantes asusta, pero supongo que muchos van sin preparar, un poco a ver que pasa, asi que si te haces un buen programa de estudio igual no es tan absurdo como crees, alquien lo tiene que sacar. Mucho animo.

Antrophistoria dijo...

En mi pueblo también se celebra la Candelaria, es un fiesta organizada por los agricultores. Suerte con esas oposiciones y ánimo. Yo también ando preparando las mías... paciencia.

Un saludo.

en Girbén dijo...

Força! Que a la línia de sortida els 4700 teniu les mateixes possibilitats.
MOLTA SORT!

lopillas dijo...

Te traigo sacos de constancia, cajas de paciencia y un gran soplo de suerte como el del vídeo, que es precioso. Da igual el número de plazas, con una, que es la tuya, ya tienes, me decía mi maestro zen :)

Me encanta tu rincón, así a pequeños sorbos.

Un abrazo


Lovecats, de Benita Winkler