jueves, 19 de noviembre de 2009

Strangers when me meet



---------------------------------------------------------------------------------

La continuidad de días extraños, húmedos, grises, pegajosos, no demasiado fríos... va pesando en mi ánimo.

Hoy me he levantado con la sensación de no saber nada de nada.

En momentos como estos siento que nada ni nadie es real...

Da cierto miedo.

¿Y si todo, todos, fuésemos un sueño?

8 comentarios:

en Girbén dijo...

Vinc de passar uns dies fora i ja et dic, Sarah, que arreu es nota la indecisió d'aquest temps estrany. Bé es veu neu al Pirineu però hi ha plantes que, desorientades, tornen a florir; ocells o animals que no saben si marxar o anar-se'n a dormir.
També a mi em costa saber si encara faig peu a la realitat. És cosa del cel -em dic-, dels nostres cels... tot tornarà al seu lloc.
Ànims!

Moon dijo...

Yo solo sé que no sé nada...

...y conste que lo dijo uno de los hombres más inteligentes de la historia.

Hacía mucho que no me pasaba por aquí! Espero no tardar tanto!
un besito!! :)

Alonee dijo...

....muy buenas....
pues si te sientes así, espera al amanecer de mañana y, coincidiendo con los primeros rayos de sol, vuelve a escuchar (por enésima vez, lo se) la canción de I Walk Alone, ya sabes de quien... y dime si no te sientes viva, real...
jajaja

un beso.

Joselu dijo...

A todos nos está influyendo este tiempo extraño y anómalo, y no sólo físicamente. También anímicamente. Necesitamos ya el frío, el cambio de ciclo. También me siento raro y frágil.

samuel dijo...

A veces pasa, ese momento en que sientes un cierto vertigo de duda sobre cosas que ayer mismo eran evidentes.
Y los dias lluviosos me gustan, pero me gustan en un escenario determinado, sobre todo, junto al mar. He vivido dias grises y plomizos en zonas neutras, llanas e industriales, con solo semaforos por todas partes, que se me metian en los huesos. El cuerpo pide cambios, la monotonia agota.

Antrophistoria dijo...

Ya lo decía William Shakespeare, "estamos hechos de la misma sustancia de los sueños".

Un saludo.

Miguel Ángel Raya Saavedra dijo...

Pues la verdad es que aunque fuésemos un sueño no perderíamos la capacidad de escoger qué tipo de sueño deseamos ser... ¿verdad?

lopillas dijo...

Soñemos, soñemos pues!!!
Me gustaron tus palabras en el blog de Alonee, así que me he dado una vueltecita por tu rincón ;)
Saludos


Lovecats, de Benita Winkler