viernes, 7 de agosto de 2009

Calor y humedad. La ciudad quema



La sensación de que algo se me escapa entre los dedos, algo ligero, intangible.

O el calor hace poco soportables estas calles, estos muros de cemento que son las ciudades.

2 comentarios:

fernando "dito" castañeda conde dijo...

Caminando despacio por la calles poque lo que sobra siempre es tiempo, siempre que visito tu espacio aprendo algo nuevo y bueno gracias.

Ada dijo...

Sarah, gracias por esa canción. Es sencillamente maravillosa. La oigo mientras te escribo estas palabras y la siento vibrar en cada pedazito de mi alma y mi corazón. Hoy me siento especialmente triste. Los últimos días han sido especiales, un oasis en un desierto de rutina y obligaciones, pero en ese oasis también rondan la tristeza y las dudas, el no acabar de entender, el no saber qué siente otro ser humano ni yo misma.El verano se me escapa entre los dedos, el tiempo se me escapa entre los dedos...y es tan imposible detenerlo como intentar guardar todo el mar en un vaso de agua...La vida es así...nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio.

Besos

Ada


Lovecats, de Benita Winkler