domingo, 30 de noviembre de 2008

La buena voz


Desde el umbral de un sueño me llamaron...
Era la buena voz, la voz querida.
-Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?....
Llegó a mi corazón una caricia.
-Contigo siempre.... Y avancé en mi sueño
por una larga, escueta galería,
sintiendo el roce de la veste pura
y el palpitar suave de la mano amiga.

Antonio Machado.



Ayer por la noche tuve ocasión de visionar la película "La buena voz". La casualidad del zapping aburrido antes de ir a dormir me hizo descubrirla justo cuando comenzaba. Mi corazón dio un vuelco, en los primeros planos: paisajes, aires de la ciudad de Bilbao.

Cuenta la historia de un matrimonio ya entrada la madurez, su vida gris en un mundo gris. Rosa, la protagonista, es dulzura y resignación, es amor y amistad. Su marido es un hombre andaluz, un taxista rudo, enfermo del corazón, que lleva el peso de una vida algo mediocre. Ambos parecen perdidos en mundos lejanos y no parece haber más que tedio y resignación entre ellos. La aparición de una vieja amiga de la familia y el descubrimiento de un hijo que Pepe tuvo con la amiga de Rosa cambiará el curso de sus vidas. Como en otras ocasiones, no desvelo los detalles porque hay sorpresas que merece la pena que se descubran visionando la película.

Me senté con Rosa, la protagonista, y la entendí en su dolor y su estar presente hasta el final dando amor a manos llenas, dedicando su vida a un hombre que la engañó y que, ella lo sabe, nunca la amó. La entendí en su fragilidad y en su generosidad absurda y sinsentido en este mundo que vivimos, rebosante de mercantilismo y de consumismo de sentimientos.

La ambientación del largometraje me cautivó. La historia transcurre totalmente en Bilbao, aunque flota en la historia de los personajes un nexo entre Barcelona (que no aparece en ningún momento del film) y la capital vasca. Esta dicotomía, esa mezcolanza de idiomas me pareció muy linda (al ponerla en el canal autonómico la visioné en versión doblada que respetaba las partes que salen en euskara). Incluso en la banda sonora suena una canción de corte andaluz... cantada en vasco, muy curiosa, la verdad.

Volver a ver el Casco Viejo, la ría del Nervión, el puente de Portugalete... se me removió todo por dentro. Sus fotogramas me devolvieron a mis paseos por la ría, en Portugalete, los primeros días de septiembre que pasé allí. Me encantaba pasear por la Ría, alrededor del Mercado. Me gustaron los desniveles de las calles del Casco Viejo, con la presencia del mar Cantábrico a lo lejos. El día que estuve en Bibao llovía, hacía mucho fresquito, gris y verde, como es el Norte que yo adoro. ¡Qué cómoda me sentí allí!

Hacia el final de la película hay un momento precioso, en el que ese Jordi, el hijo natural de Pepe, le lee unos versos de Machado a su padre recién descubierto, camino del monasterio de Silos... son los hermosos versos que he transcrito en la cabecera de esta entrada. Son tan bonitos que no he podido dejar de plasmarlos en la buhardilla, en donde las palabras bellas flotan, ingrávidas, a su aire.

No es una película alegre, ni tiene un final definido, pero... es un ramillete de sentimientos, una historia que por algún motivo se me hace próxima, muy probable.

"-Contigo siempre.... Y avancé en mi sueño
por una larga, escueta galería,
sintiendo el roce de la veste pura
y el palpitar suave de la mano amiga."

Os lo dedico a todos los que os pasais por la buhardilla. Creo que es una manera preciosa de despedir al mes de noviembre.

-----------------------------------------------------------------------------------

Como en otras ocasiones, dejo los datos de esta película, por si alguien estuviera interesado...

Dirigida por: Antonio Cuadri.
Año: 2006.
Intérpretes: José Luis Gómez (Pepe), Pilar Velázquez (Rosa), Biel Durán (Jordi), Klara Badiola (Begoña Olabarría), Ricard Sales (Mikel), María Luisa Goirigolzarri (Doña Remedios).
Guión: Claudio Crespo.
Música: Juan Carlos Pérez.
Fotografía: Gaizka Bourgeaud Zarandona.
Montaje: Mercedes Cantero.
Dirección artística: Koldo Jones.
Estreno en España: 26 Mayo 2006

2 comentarios:

Montxu dijo...

Kaixo Sarah, no la he visto aunque intuyo que es al menos interesante.

Sin dudar un buen termino de mes, espero otro para el comienzo de Diciembre.

Muxus.

Montxu dijo...

Dime: ¿vendrás conmigo a ver el alma?....
Llegó a mi corazón una caricia.
-Contigo siempre.... Y avancé en mi sueño


Genial.


Lovecats, de Benita Winkler